• Una experiencia única de aprendizaje en un entorno de amor y respeto.
  • Un currículo que apoya los intereses individuales y la creatividad de nuestros hijos para ayudarlos a crecer como seres humanos de mente abierta, conscientes y plenos, con conciencia de su propio potencial positivo y el de otros.
  • Una fuerte orientación ecológica, comprometida a ayudar a nuestros hijos a reconocer la interconexión y fragilidad de nuestra biosfera y su papel en ayudar a conservarla.
  • El desarrollo de modelos saludables de alimentación en la niñez puede establecer las bases para que los niños tengan buenos hábitos alimentarios de por vida. Se ha probado que cuando los niños se involucran en cultivar sus alimentos y en la preparación de los mismos están más abiertos a comerlos. Esta es la oportunidad de lograr que nuestros hijos coman esas cosas que no quieren comer en casa, por lo que se les recomienda encarecidamente a todos los niños que coman lo que está en el menú, el mismo que crearán junto con la maestra de nutrición. El menú de almuerzo* será vegetariano (vegano disponible) y las meriendas basadas en frutas, vegetales y alternativas libres de trigo y gluten.
  • Igual importancia al inglés y al español, tanto hablado como escrito.